Cómo mantener la impresora en buen estado

 Las impresoras es una maquina muy delicada, hay que cuidarla con mucha delicadeza y darle diversos tratamientos diferentes. Por este motivo desde MIE queremos explicarle diversos tratamientos que puedes usar, para mantener a tu impresora en buen estado y funcionanado perfectamente.

Un error común es pensar que solo sustituyendo los toners o tinta y asegurarse que tenga siempre una buena carga de papel  es lo único que se necesita para el buen funcionamiento de la impresora. Tristemente las impresoras necesitan unos cuidados de mantenimiento muchos más avanzados para estar siempre a pleno funcionamiento.

Se debe mantener limpia

La limpieza es uno de los procesos de mantenimiento más importantes, para que este la impresora en buen estado.

En la limpieza de las impresoras láseres, tienes que limpiarles el polvo frecuentemente en su interior. Los toners que usan generan polvo que se cuela en cualquier rendija en el interior del dispositivo.

En las impresoras de inyección de tinta hay que preocuparse, de que los cartuchos de tinta no sean obstruidos por la tinta seca que generan.por el deshuso o la mala utilización.

Debes mantener constantemente los cabezales de inyección de tinta, limpios de todas las manchas de tinta seca que genera el proceso de impresión. Si no mantienes una frecuente periodicidad en la limpieza de estos cabezales, se obstruirán por la tinta seca.

 Se pueden limpiar con trapos, papel, hisopos de algodón o bayetas  un poco humedecidas. Para el líquida para limpiar puedes usar alcohol, agua caliente o líquidos especialmente preparados para la limpieza de inyectores y cabezales de la impresora.                                                                  Acuérdate de  siempre mantener los cabezales debidamente alineados, sobre todo después del proceso de limpieza.

Compra buenos cartuchos o toners

Sabiendo que hay mucha gente preocupado por la ecología. Es común ver como la gente intenta ayudar al medio ambiente, usando cartuchos de tinta reciclados o rellenar de tinta los cartuchos gastados.

Debes asegurarte que ya compres cartuchos nuevos o reciclados, investigues en la marca de cartuchos que usas. Hay algunas marcas o cartuchos reciclados, que no son los más compatibles o requeridos para tu impresora. Esto puede aumentar la frecuencia de que se obstruyan de tinta seca.

Apaga la impresora y protégela

Otro punto importante para mantener tu impresora en buen estado, es el tiempo de encendido y protegerla del polvo ambiental.

Siempre solemos apagar el ordenador cuando acabamos de trabajar con él, pero respecto a la impresora es muy común que se quede encendida las 24 horas del día. Estar encendido cuando no es necesario reduce mucho el tiempo de vida útil del dispositivo.

Cuando no esté en uso es recomendable cubrirla para protegerla de las partículas de polvo, residuos varios o pequeños cabellos sueltos que están en el ambiente, por mucha limpieza que le des a la instancia. Estas partículas al introducirse acaban acumulándose, terminando obstruyendo diversos partes delicadas de la impresora.  

Utiliza la impresora

No te olvides de usar como mínimo la impresora un mínimo de 1 o 2 veces a la semana. Si no trabajas con la impresora durante un largo periodo de tiempo, hay una alta probabilidad de que no funcione o funcione erróneamente la vez que quieras usarla.

Este uso frecuente también es para los cartuchos de tinta o toners, generalmente los de color. Como casi todas las impresiones se intentan hacer en blanco y negro, los cartuchos de tinta o toners de color se usan muy poco. Esta falta de uso puede averiar los cabezales de inyección de tinta de los cartuchos.

El uso de la impresora también se aplica a los cartuchos. Generalmente se imprime más a blanco y negro que en color, y se tiende a comprar y utilizar solo ese cartucho, pero la falta prolongada de uso del otro puede arruinar los cabezales e inyectores. 

Otros consejos

  • No manipules la circuitería del cartucho de tinta, es una parte muy delicada que podría averiar su funcionamiento eléctrico.
  • Asegúrate de que el papel esté siempre bien colocado para evitar atascos, nunca pongas folios arrugados o rotos. Si hay un atasco de papel, quítalo lo antes posible.
  • Evita tocar el tambor de las impresoras láseres para evitar que se dañe, el tambor es el rodillo de color en el que se coloca el toner.
  • Nunca sacudas un toner, ya que su contenido  se puede esparcir por el toner y la impresora.
  • Evita que tu impresora láser este expuesta frecuentemente a la luz, ya que contiene piezas sensibles a la luz.
  • Recomendado colocarla en un ambiente limpio sin altas temperaturas o humedad. Esto mantendrá las lentes de la impresora limpias el mayor tiempo posible.
  • Ten cuidado al retirar el toner y evita esparcir posibles derrames de su contenido, para limpiarlo usa mejor papeles secantes.

Espero que te hayan gustado estos consejos, acceda a nuestro sitio web para conocer otras curiosidades o posibles soluciones a sus problemas informáticos.

Menú
×

¡Hola!

¿En qué podemos ayudarte?

× ¿Cómo puedo ayudarte?