Limpiar Xbox One periódicamente evitará daños interiores que se dañen a causa de la acumulación de polvo.

¿Cómo limpiar mi Xbox One?

Limpiar Xbox puede resultar un poco difícil que la limpieza de otras consolas, ya que la salida del calor es diferente a la de los modelos estándares. 

Algunos materiales a utilizar pueden ser como un secador de pelo con aire frío, para rechazar el polvo del interior de la máquina, y así enfriar el interior de tu consola.

Tanto si es en el componente electrónico como si la usamos en los ventiladores de la consola, notaremos la suciedad irá saliendo muy fácilmente . Con todo esto hecho, sin duda nuestra consola durará mucho más tiempo sin deteriorarse.

Te aconsejamos no intentar limpiar los conectores, el HDMI ni los conectores porque estas zonas son sensibles y puedes dejar algún residuo que empeore el funcionamiento de tu Xbox y puede causar ranura de conexión.

Consejos de limpieza

  • Desconecta tu Xbox One antes de comenzar la limpieza.
  • Utiliza paños de microfibra para limpiar todo el exterior. 
  • Intenta mantener una limpieza cada semana incluyendo la parte superior, inferior, delantera, trasera y los lados del dispositivo. Esto evitará que se acumule mucho polvo.
  • Independientemente del tipo que utilices, utiliza ráfagas cortas para eliminar la acumulación en los puertos traseros y las rejillas de ventilación de tu consola.

En mantenimiento informático económico te damos consejos y soluciones de limpieza de Xbox One , puedes visitar nuestra página para más información.

Menú
×

¡Hola!

¿En qué podemos ayudarte?

× ¿Cómo puedo ayudarte?